martes, 8 de marzo de 2011

CÓLICOS DE LOS RECIÉN NACIDOS


Los bebés y niños menores de tres meses sufren ocasionalmente de cólicos, un dolor fuerte y agudo en el estómago, que les hace llorar de forma incontrolable sin motivo aparente, por lo general al llegar la tarde. La mayoría de estos niños siguen una dieta únicamente compuesta de leche. La causa más común de la aparición del problema, si se alimenta el niño con biberón, es que la leche no le sienta bien, o bien que el orificio de la tetina es demasiado grande —dando lugar a que el bebé degluta aire con la leche— o demasiado pequeño —con lo cual el esfuerzo de succión es muy grande y el niño se cansa antes de quedar totalmente satisfecho—. Sin embargo, si estáis preocupadas por la salud de vuestro hijo, llevadlo al pediatra.

Si nuestro bebé sufre un cólico provaremos a tumbarlo mirando hacia abajo, sobre nuestras piernas o cogido entre nuestros brazos, mientras le mecemos y acariciamos la espalda con suavidad. Otros remedios que nos ayudaran son los siguientes:

• Semillas de hinojo. Los niños más mayorcitos que sufren de gases o cólicos, responderán bien al líquido que obtenemos de hervir 1/4 de cucharadilla de semillas de hinojo en un poco de leche durante cinco minutos; después colar.

• Agua para cólicos. Esta es una antigua medicina para bebés. Las madres aquejadas de ansiedad y con problemas digestivos, pueden también tomar una cucharada grande.

• Infusión de nébeda o manzanilla. Una infusión floja que es un remedio suave y efectivo para los cólicos infantiles. Se puede endulzar con un poco de miel, si se desea.

• Semillas de eneldo, hinojo o alcaravea. Hacer una infusión con cualquiera de estos tres tipos de semillas en la proporción de una cucharada de semillas por cada taza de agua hervida. Dejar reposar durante 20 minutos y colar a través de un filtro fino. Dar una cucharadilla de vez en cuando, hasta que el dolor cese. Las semillas de eneldo son el ingrediente usado para el «agua de los cólicos», que en algunos lugares se conoce también como agua de eneldo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada