domingo, 7 de noviembre de 2010

TIRONES Y TORCEDURAS.


Como resultado de un tirón en dirección opuesta a la que está trabajando el resto del cuerpo, muchas personas, a lo largo de su vida, padecen una torcedura de mayor o menor importancia; aunque dolorosa, la torcedura es, en muchas ocasiones, temporal, y la recuperación acostumbra a ser rápida si se aplican enseguida compresas frías con el uso de vendajes de soporte y con el descanso correspondiente.

Un remedio antiguo de los más utilizados consistía en aplicar varias capas de papel de estraza impregnadas de vinagre alrededor del tobillo afectado, asegurando una dureza pétrea y una total inmovilidad. Los niños persiguiéndose, jugando a la pelota, o en el ejercicio habitual de su actividad diaria, pueden llegarse a torcer las zonas más insospechadas de sus cuerpos. Generalmente, el mal se cura en pocos minutos, tras la aplicación de compresas frías del fragante olmo escocés seguido de una fricción suave con aceite de romero.
Tratamientos con lociones calmantes y aceites.

Tintura de árnica. Verter hasta diez gotas de árnica en una taza de agua fría y aplicar compresas sobre la zona afectada. Reduce y alivia la contusión. No emplear sin diluir o en un tobillo, roto.

Loción de consuelda. Bañar la pantorrilla afectada con un té fuerte de consuelda, para aliviar el mal.
Sal de la higuera. Un buen remedio contra las terceduras consiste en tomar un baño, o en su defecto mojar parcialmente, con agradable agua templada, a la cual se habrá añadido un puñado de sal de la higuera. Para hacerlo más placentero y efectivo, añadir un buen puñado de tomillo o poleo, o unas pocas gotas de aceite esencial.
Romero, espliego, salvia, tomillo o caléndula. Tomar 8 gotas de cualquiera de estos aceites esenciales, añadirlos a una cucharada de aceite de girasol y dar un masaje en la zona afectada durante unos minutos; repetir la operación varios días; la tercedura mejorará sin inflamación.

• Ajo. Machacado en aceite de oliva, se fricciona sobre la torcedura y se cubre con un vendaje templado, constituyendo un remedio efectivo aunque maloliente.

• Trementina y girasol. El antiguo linimento para terceduras que me confió un veterinario consiste en mezclar dos cucharadas de aceite de girasol en un frasco con una cucharada de aceite de trementina; puedo asegurar que funciona también perfectamente aplicado a seres humanos.

• Fricción con alcanfor. Mezclar en la proporción de una cuchara de té llena de aceite de alcanfor por una taza llena de aceite de girasol. El alcanfor parece tener poderes extraños, ya que antaño se decía que desplazaba péndulos y esferas. Tengamos, pues, mucho cuidado, sobre la muñeca de quién se fricciona.

• Linimento de cazador. Mezclar una cucharadita de té de aceite de gualteria (el aceite de gualteria natural es prohibitivamente caro, por ello se utiliza una forma sintética), alcanfor, aceite de clavo y aceite de trementina, con una cucharada de aceite de girasol. Este remedio es excelente. Se utilizaba en las cacerías, cuando se producían terceduras causadas por la oscuridad de la noche. Los guardas, con este linimento, aliviaban a las víctimas quienes, al olerlo, se reconfortaban.

Tratamientos con cataplasmas

Verbena o perejil. Ambas hierbas, maceradas en agua caliente y aplicadas en una cataplasma templada, desinflarán torceduras y suturas de heridas.

Cebolla y miel. La cebolla finamente cortada y mezclada con miel, se empleaba para sanar muchas heridas.
Remedio del segador. Un trapo empapado en sidra y enrollado alrededor de la pantorrilla era un vendaje sencillo y efectivo para los trabajadores del campo. El vinagre de sidra es igualmente efectivo.

CONTUSIONES O GOLPES


El agua fría proporciona un efecto inmediato, aunque temporal, de enfriar la zona lesionada y disminuir la tensión y el dolor provocados con el golpe. También rebaja la inflamación. A pesar de todo, un método mejor para tratar las contusiones infantiles, consiste en limpiarlas con compresas templadas y a continuación dar un suave masaje con un aceite curativo, para estimular la circulación y prevenir posteriores dislocaciones.

Las cataplasmas calientes estimulan la circulación, a la vez que curan y tranquilizan. Se utilizan también en esas zonas óseas del cuerpo horrorosamente doloridas, como puede ser la espinilla, una vez que ésta ha sido friccionada con una moneda y envuelta en hojas de roble.

Las personas que se contusionan fácil o excesivamente, suelen sufrir a menudo deficiencias de vitamina C en su organismo, o padecen de una circulación pobre; en este caso, será recomendable un cambio de dieta.

Lociones calmantes y cataplasmas

•Tintura de árnica. Es extremadamente efectivo emplear unas pocas gotas de tintura en un recipiente de agua fría como loción. A pesar de todo, el árnica se debe utilizar con cuidado, ya que puede causar una erupción en la piel sensible. Y nunca la aplicaremos sin diluir, o sobre heridas abiertas.

• Hamamelis (olmo escocés).
Fresco y de dulce aroma, es el gran favorito de los niños. Si se emplea sin diluir, al ser astringente, puede provocar una Sjuave erupción en las pieles sensibles.

• Tomillo o vinagre de espliego. Ambas hierbas son antisépticas, y el vinagre ayuda a curar rápidamente las contusiones.

• Té de consuelda.
Se usa tanto caliente como frío. Una compresa de consuelda es muy eficaz para sanar los golpes externos; es recomendable también para aplicar en el ojo.

• Infusión de hisopo. Conocida por ser muy beneficiosa en la curación de los ojos morados, tanto el zumo fresco como la infusión de hisopo reducirán la hinchazón rápidamente.

• Zumo de cebolla. La mitad de una cebolla friccionada en la zona contusionada es un remedio casero, natural, rápido, barato y efectivo, aunque algo antisocial.

• Mejorana y miel. Mezclar 4 pizcas de mejorana fresca o 1 cucharadilla de té llena de planta seca, con un poco de vinagre, y luego añadir miel, hasta formar una pasta espesa. Es una cataplasma fácil de usar en contusiones y también una de las que más gustan a los niños.

• Mantequilla de perejil.
Este remedio de cocina es sorprendentemente efectivo.

• Consuelda, matricaria o hisopo. Una cataplasma compuesta por 1 cucharadilla de hierbas añadida a 300 mi de agua hirviendo, y aplicada caliente a la zona afectada, vendando luego ésta, sana las contusiones y alivia el dolor. Las hojas frescas machacadas de cualquiera de estas hierbas mágicas pueden emplearse con los mismos buenos resultados.

• Cabezas de caléndula.
Una cataplasma hecha con pétalos secos de caléndula y colocada caliente entre dos capas de gasa, calma los ojos morados.

• Copos o harina de avena.
Mezclados en una pasta densa con agua hirviendo, son un remedio casero natural aconsejable para las contusiones en las espinillas. Aplicarlo con un trapo y vendar la zona afectada a continuación.

• Aceites de espliego, hisopo o mejorana. mezclar dos gotas de alguno de estos aceites antisépticos y curativos con dos cucharadillas de aceite de girasol, y frotar suavemente la zona afectada.

• Aceite de vitamina E.
Un poco de este aceite, frotado en la contusión, hará más rápida la curación.

• Aceite de caléndula. Suave y poco perfumado, el aceite de caléndula hace desaparecer rápidamente las contusiones y los morados de la cara y de alrededor de los ojos.

HOMBROS HELADOS O FIBROSITIS.


Los hombros helados o fibrositis es una dolencia por la cual los hombros se vuelven rígidos y los músculos están profundamente doloridos. Las principales causas son el esfuerzo físico (como, por ejemplo, un tirón de un músculo), la tensión, sentarse en una corriente de aire, la ansiedad y el estrés emocional.

Podemos contraer una fibrositis conduciendo con la ventana del coche abierta, cuando imaginamos que el aire en la cara nos será beneficioso. El metodo más rapido para reactivar los músculos del hombro consiste en estirar el cuello, mover rápidamente los hombros y presionar las paletillas a la vez. Estirar el cuello hacia afuera, avanzando los brazos y soltando el aire por encima de la cabeza, aliviará nuestra tensión. Los tés sugeridos para calmar la ansiedad pueden ayudarnos, así como también los linimentos y emplastos, ya recomendados para el calambre y el reuma.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Inflamaciones de la boca.




Estos son algunos remedios caseros naturales para bocas inflamadas por una amplia variedad de enfermedades, como Flemones fríos, abcesos dentales, Aftas bucales o ulceras en la boca, inflamación en las encías o gingivitis.

• Té de salvia. Hervir un puñado de hojas de salvia fresca en 1L de agua durante 15 minutos; dejar reposar durante cinco minutos más. Filtrar y añadir unas pocas gotas de tintura de mirra. Fotar las encías y enjuagar con la solución. Es especialmente efectiva si la boca o la garganta están llagadas o ulceradas. Con una cucharadita de salvia seca, infusionada en una taza de agua hirviendo, se elabora una bebida refrescante para enjuagar la boca; y si se añade una pizca de jengibre seco o pimentón es doblemente efectivo contra el herpes simplex (llaga fría).

• Centaura menor. Las hojas de esta pequeña planta de flores rosadas de la familia de las gencianáceas, que crece en los acantilados herbosos, se emplean para hacer enjuagues cuando la boca está ulcerada.

• Aceite de eucalipto y de clavo. Añadir unas pocas gotas de cada uno en agua caliente, y usarlo como enjuague bucal.

• Tintura de mirra. Enjuagar de un lado a otro de la boca con unas pocas gotas añadidas al agua caliente. Fortalece las encías.

• Limón, glicerina o timol. Distribuir unas pocas gotas de cada uno de estos productos en agua caliente, y emplear para enjuagar.

• Sal. 2 cucharaditas llenas de sal de mar y 2 cucharadillas pequeñas llenas de agua oxigenada, en un vaso grande de agua caliente. El agua caliente salada, mantenida en la boca donde se tiene un flemón, os ayudará a calmarlo rápidamente. Después enjuagar bien con mucha agua salada, para limpiar.

• Melazas negras, miel, ajo o aceite de vitamina E. Frotar con alguno de los elementos citados en las encías para aliviarlas y fortalecerlas; pero recordad que las sustancias azucaradas alojadas en la boca provocan caries.

ULCERAS EN LA BOCA


Las úlceras están causadas a menudo por comer demasiadas especias o comida acida, o como resultado del estrés. Pueden aparecer también por la costumbre de morderse el interior del carrillo (otro signo de tensión), o por falta de vitamina B2, motivo por el que una persona se puede sentir muy irritable.

Procuremos, de todos modos, evitar algunos alimentos que favorezcan las inflamaciones y tomemos dientes de ajo, masticando el ajo entero. Remedios menos antisociales consisten en preparar unas pocas gotas de aceite de mirra, mezcladas con algo de miel, friccionando en las zonas inflamadas o aplicar suavemente un poco de tintura de caléndula.

martes, 2 de noviembre de 2010

FIEBRE GLANDULAR O MONONUCLEOSIS INFECCIOSA


A esta enfermedad se le conoce como fiebre glandular, enfermedad del beso o mononucleosis infecciosa. La transmisión de la mononucleosis se produce con mayor frecuencia a través de la tos, los estornudos o compartir vasos y utensilios de cocina. Esta es una enfermedad vírica que no se elimina con antibióticos y a pesar de ser bastante frecuente es desagradable y persistente. Los sintomas de la fiebre glandular son parecidos a los de la gripe común pero con una inflamación de ganglios y a veces con erupciones cutáneas. Si creeis que estais pasando una gripe pero no os recuperáis en una semana y va acompañada de los síntomas anteriores acudid al médico. Debéis quedaros en casa, descansar y no regresar a la escuela o al trabajo hasta que estéis completamente recuperados.

Al igual que sucede con todas las enfermedades febriles, la fiebre glandular puede ir seguida de depresión e indolencia. Es importante tomar muchos líquidos, especialmente agua o zumos de naranja, limón o uvas.

Antiguos remedios reconfortantes

• Arrayan brabántico. Hacer gárgaras con una infusión de sus hojas.

• Nogal. Macerar 60 g de hojas de nogal en 1 litro de agua fría durante dos horas. Llevar lentamente a ebullición, dejarlo hervir durante tres minutos y luego dejadlo 20 minutos en reposo. Usarlo sobre un lienzo en forma de cataplasma aplicada a las glándulas inflamadas. También se puede majar las hojas y aplicarlas en el área dolorida para aliviarla.

Infusión de diente de león, ortigas o uña de caballo. Desde siempre se cree que una infusión de cualquiera de ellas en la proporción de 25 g en 600 ml de agua alivia a quien padece trastornos de la glándula tiroidea. Tomar una taza pequeña endulzada con miel cada tres horas.

• Marisco, tabletas de algas marinas, judías, agar-agar y ajos. A los que tienen bocio (hipertrofia del tiroides) se les recomienda adaptar su dieta con estos productos.

Infusión de Fucus vesiculosus. Los que tienen problemas de tiroides pueden aplicarse externamente una infusión de 25 g de esta alga marina en 600 ml de agua o beberla antes de acostarse (1/2 taza diluida en agua).

Perejil, berros y melaza. Todo aquel que padezca trastornos tiroideos deberá añadir a su dieta estos valiosos complementos.

CISTITIS.


La cistitis se trata de una enfermedad tremendamente desagradable y dolorosa originada por la inflamación de la vejiga urinaria. Los síntomas de la cistitis son ardor en la parte baja posterior y en el abdomen que se acrecenta al empezar a orinar. Esta inflamación puede llegar a los riñones, siendo necesario acudir al especialista.

Si el tratamiento tiene como base los antibióticos, debéis comer a diario un yogur natural para prevenir la infección vaginal. La cistitis generalmente es consecuencia de un mal catarro, de cálculos renales o de pildoras anticonceptivas u hormonales.

•Aceites esenciales de pino. Si se padece cistitis, el remedio casero más agradable y reconfortante es darse un baño de agua templada al que se habrá añadido unas gotas de aceite esencial de pino.

aceite de pino, enebro, sándalo y perejil. echar unas gotas en una taza de aceite de girasol. Frotar con esta mezcla la parte inferior del abdomen y la parte inferior de la espalda. Acostarse en la cama y me ponerse una botella de agua caliente envuelta en un paño detrás de las rodillas.


Bebidas beneficiosas

• Agua. Si sois propensos a la cistitis bebed mucha agua templada.

• Perifollo, equisetos, bolsas de pastor y hojas de abedul. Una infusión de cualquiera de estas hierbas os aliviará.

• Hojas de arándano. Para mitigar el dolor de la cistitis, meted 25 g de hojas de arándano en 1 litro de agua hirviente durante 15 minutos y tomad 2 o 3 tazas diarias.

• Agua de patatas. Bebed el agua en la que hayáis hervido patatas. (Evitar cocerlas en un recipiente de aluminio.)

• Infusión de pedúnculos de cerezas y de hojas de melocotonero. Una cucharada de ambas cosas en 500 ml de agua alivia mucho. Antiguamente los pedúnculos de cereza se empleaban como diuréticos.

• Malvavisco. Para superar los efectos producidos por los antibióticos emplead esta infusión de malvavisco: echad una cucharadilla de raíces de malvavisco en una taza de agua hirviente, dejadlo en reposo cinco minutos y luego endulzadlo con miel.

LOMBRICES INTESTINALES


Se trata de parásitos intestinales, cilindricos, y de la solitaria que generalmente afecta a ños niños. Mientras que en la sociedad actual tener estos parásitos unicamente produce cierta vergüenza, sólo unos cuantos años atrás era una dolencia muy común. La mayor parte de los remedios antiguos siguen resultando eficaces.

• Algodon con aceite. El remedio por excelencia contra las lombrices es empapar con aceite de oliva una bolita de algodón. Seguidamente introduciremos total o parcialmente la bolita en el ano mientras dormimos. El efecto es fulminante y a la mañana siguiente las molestas lombrices habran desaparecido.

Otros remedios caseros efectivos son los siguientes. Todos los preparados siguientes deben ser tomados por la mañana en ayunas.

• Limones. una cucharadita de miel con pepitas de limón molidas o de una mezcla fuerte de zumo de limón puro y tomillo molido.

• Tomillo. En agua de cebada recién hecha añadir una cucharada de tallos de tomillo frescos cortados en forma de dados y coced a fuego lento durante 15 minutos.

•Pepitas de sandía. añadir un puñado de pepitas de sandía en agua y cocedlo a fuego lento hasta conseguir un cocimiento espeso.

•Pepitas de calabaza. Molidas, mezcladas con leche y miel y tomadas durante tres días consecutivos, son un buen remedio para la solitaria.

•Jugo de col. Cada mañana, durante tres días, tomad 4 cucharadas de jugo de col recién hecho.

•Albahaca o hierba lombriguera. Para impedir el desarrollo de las lombrices masticad cada día hojas de albahaca o bebed una infusión de hierba lombriguera.

•Ajos. La ingestión habitual de ajos impide la aparición de este problema pero si apareciera podríais seguir el antiguo procedimiento de masticar varios dientes de ajo por la noche y ponerlos uno como supositorio.

jueves, 28 de octubre de 2010

MAREOS, VAHIDOS O NAUSEAS


Una infección, un envenenamiento o el estrés pueden ser los causantes de la nausea y los vomitos. Hasta que no localicemos lo que los provoca, veamos una breve lista de remedios caseros naturales que se empleaban años atrás:

-irse a la cama habiendo bebido mucha agua; para las molestias causadas por una gastroenteritis, la salmonela o el estrés, añadir una cucharadita de sal por cada 2 litros de agua y beberla en pequeños tragos a lo largo del día. No tomar comida, azúcar o aspirinas, que pueden incrementar el malestar.

Si se es propenso a las náuseas, tomar una infusión de manzanilla, hierbabuena y calaminta. Otros remedios caseros antiguos son el agua caliente con clavo en polvo o nuez moscada y también las galletas de carbón vegetal, que siempre son más apececibles de tomar que la cebolla cruda. Si no se sabe con claridad por qué os sentís mareados, hervid a fuego lento una pizca de raíz de jengibre fresca, molida con algunas hojas de albahaca, en una taza de agua caliente y durante 15 minutos.

• Vino de estragón. Aplastar 25 g de hojas frescas de estragón y colocarlas en un frasco con 1 ramita de vainilla, 170 g de azúcar y 650 ml de coñac. Dejar reposar durante un mes en un lugar templado y ventilado, removiéndolo cada día. Filtrar, embotellar y utilizarlo para curar náuseas y otras molestias parecidas.

Remedios caseros para los viajes: Chupar una corteza de limón o un trozo de raíz de jengibre, o beber a pequeños tragos tintura de jengibre en agua caliente. También se pueden tomar pastillas de valeriana o de té. Presionar en la parte baja de la muñeca con tres dedos, e inhalar profundamente. Para un viaje por mar, beber té dulce y pan de jengibre los niños y whisky con moderación para los mayores.

jueves, 14 de octubre de 2010

LABIOS AGRIETADOS


Los labios agrietados o pelados son, sin lugar a escepciones, increíblemente dolorosos y producen grandes molestias. Antiguamente, los segadores y pescadores, no solían sufrir de llagas en la boca y ello era debido a varios motivos. Sin embargo, los labios agrietados eran comunes entre ellos, debido principalmente a una temperatura elevada y a otras circunstancias. Las quemaduras de sol, el trabajo en el mar y las reacciones alérgicas frente a algunas comidas o a algunas plantas pueden crear condiciones favorables para que los labios se hinchen y brillen, tras lo cual se agrietan o pelan.

Debemos mantener siempre los labios bien protegidos. Cuando no os encontréis bien, mantenedlos lubricados con vaselina durante todo el día y especialmente de noche. En otros tiempos se usaba mantequilla o grasa de pato, la cual se consideraba particularmente efectiva si se mezclaba con pamplinas o malvaviscos. También se confiaba en una pasta curativa hecha con brotes de ortigas hervidas a fuego lento hasta convertirse en una pasta con la que se cubria sobre los labios.

Protectores labiales caseros.

Aceite de oliva, aceite de castor; mantequilla; un poco de miel mezclada con agua de rosas; cinc y crema de aceite de castor, o lanolina. Estos dos últimos remedios únicamente debemos emplearlos si estamos seguros de que no mostraremos una reacción alérgica a los mismos.

• Té de caléndula. Se debe usar frío, para bañar labios agrietados.

•otro sencillo remedio casero. Añadir 1/2 cucharadilla de té llena de cera rallada de abejas en un pequeño recipiente con dos tabletas de manteca de cacao. Colocar el recipiente en una cazuela que contenga un poco de agua y calentar hasta que la cera se haya fundido. Mezclar bien mientras esté caliente. Emplear en cualquier momento y en todas las edades el protector labial.

Protector labial básico

2 cucharadillas de té, llenas de cera rallada de abejas
4 cucharadillas de té, llenas de aceite de almendras
1 cucharadilla de té, llena de agua de rosas

Mezclar la cera de abejas en un pequeflo recipiente y ponerlo al baño maría; luego añadir el aceite. Retirar del fuego y agregar el agua de rosas caliente. Dolencias de boca, dientes y encías Remover hasta que la mezcla se enfríe y espese. Envasar mientras esté caliente. Constituye una excelente crema protectora de uso cotidiano.

jueves, 7 de octubre de 2010

INFLAMACION DE ENCIAS


Existen varias enfermedades o infecciones de las encías, como la gingivitis, culpables de que éstas puedan estar blandas, inflamadas o que sangren. Muchas de estas enfermedades de las encías están causadas por una deficiente higiene oral, lo cual permite desarrollar, además, placas de sarro. La comida queda atrapada alrededor del diente, en los recovecos donde han proliferado colonias de bacterias, que han atacado a la encía.

El uso de un cepillo suave y viejo, o de un cepillo duro y agresivo, es poco efectivo: el primero no eliminará los restos de comida, mientras que el segundo provocará el sangrado de las encías. Las dentaduras enfermas pueden producir terribles inflamaciones y úlceras en las encías.

Antiguamente se creia que las encías sangrantes eran causadas por la falta de vitaminas C y B, y un remedio casero natural muy usado para este doloroso mal consistía en beber cantidades de té de escaramujos, o de hojas de grosellero negro. Podemos comprar los escaramujos y beber una taza diaria, pero es más fácil prepararse las hojas de grosellero negro a partir de la poda de los propios arbustos.

Otra planta aromática que estaba considerada como la última respuesta a las encías sangrantes era la aguja de pastor; se trata de una planta rastrera, de flores rosadas, con hojas verdes que se vuelven rojas al llegar el otoño. Se friccionaban las encías concienzudamente con las hojas o con su decocción, empleada para enjuagues de la boca. Esta planta tiene acreditados astringentes que detienen las hemorragias.

Otra hoja que se utiliza para friccionar las encías, para curarlas y fortalecerlas, es el llantén, cuyas hojas son ricas en tinte verde, mientras que el helenio se masticaba para fortalecer los dientes que estaban flojos en las encías, y que dejaba manchas sucias amarillas como advertencia.

A pesar de todo, algunas de estas hierbas pueden emplearse para enjuagar la boca sin graves consecuencias. Otras infusiones de uso agradable para preparar y emplear en los enjuagues son posibles con la bistorta, la caléndula y la agrimonia.

lunes, 27 de septiembre de 2010

CIATICA


La ciática está provocada por una presión en el nervio ciático cuando éste se separa de la columna vertebral. Se manifiesta generalmente en el centro de las nalgas, en las cuales se produce un intenso dolor, que se extiende hacia abajo por el dorso del muslo y finaliza en la rodilla. Cualquier movimiento brusco, o el mínimo intento de encorvarse, hace aumentar el dolor. Para los herbolarios, que hace años describieron gráficamente la ciática como «tener mal de huesos», una manera de aliviar esta enfermedad por nosotros mismos consistiría en coger un palo fuerte y permanecer, en una postura predeterminada, en el centro de un arroyo con agua corriente, recitando un salmo para que se desplazara la dolencia de la espalda al palo. Aunque el dolor ciático no tiene las mismas características que el reuma o la artritis, muchos de los remedios caseros para estas enfermedades son comunes.

Cataplasmas y pociones para combatir la ciatica

• Cataplasma de hiedra. Coger dos puñados de hiedra (Hederá kelix), cortarla muy fina y mezclarla con una cantidad dos veces mayor de salvado. Remover con 250 ml de agua hasta hacer una pasta y dejar en un cazo esmaltado a fuego lento durante 10 minutos. Aplicar con un trapo y mantenerlo en la zona afectada durante al menos media hora.

• Semillas de fenogreco. Aplastadas y mezcladas con leche caliente, son una cura efectiva para el reuma y especialmente para dolores relacionados con la ciática. Esta mezcla también alivia las contusiones y las inflamaciones.

• Trébol blanco y té de lima. Mezclados o tomados de forma separada, ambos tés son agradablemente relajantes.

• Rábano negro o rábano picante. Ambas raíces se han empleado extensamente en estimulantes brebajes preparados para dar alivio a quienes sufren de gota, reumatismo, ciática y otros dolores no específicos.Esta bebida es fuerte para quienes no estén habituados al alcohol. Coger 50 g de raíz de rábano fresco o picante, sin pelar pero lavado, y cortarlo finamente. Añadirlo a un litro de vino blanco, tapar el recipiente y dejar reposar aproximadamente durante tres semanas. Filtrar y beber un vaso dos veces al día, uno antes de la comida y otro antes de cenar.

NEURALGIA


Este dolor es debido a la existencia de un nervio en mal estado. Lo habitual es sufrirlo como un dolor punzante y agudo, que normalmente se ubica en la cara y en la cabeza, y que frecuentemente aparece como el resultado de un resfriado o de una muela deteriorada. Antiguamente se insistía en que lavarse la cabeza y no secarse bien los cabellos antes de dormir, sentarse mucho tiempo en un corriente de aire o no llevar puesto un sombrero en un día ventoso, ayudaba a padecer una neuralgia, y la forma más apropiada para curar estos dolores era aplicar compresas calientes o cataplasmas, o tomar un té analgésico. Los remedios caseros para el dolor que os apunto más abajo os produciran un alivio notable; sin embargo, antes de aplicaros cualquier tipo de aceite en la cara, aseguraos de que no os es perjudicial.

Tés calmantes y compresas

• Tés analgésicos de hierbas. Un té hecho con una planta analgésica, como por ejemplo, Albahaca, salvia, toronjil, ulmaria, verbena, betónica, trébol rojo, matricaria, poleo y lúpulo.

• Té de lúpulo y de valeriana. Echar una cucharada de lúpulo con una cucharada rasa de valeriana en 600 ml de agua hirviendo. Se tomará una taza cada noche.

• Lúpulo en la almohada. El lúpulo se puede emplear embolsado en una almohada pequeña de lino, colocada debajo de la cabeza por la noche. Os ayudará un dormir relajado.

Dolores y achaques en la cabeza y en la cara

• Avena. Usar una cataplasma calmante de copos de avena calientes, aunque tiene el inconveniente de que es muy sucia, puede dejarnos la piel deliciosamente blanca. La mejor manera de emplear la avena es comerla diariamente, pues reduce la tensión nerviosa, lo que la hace beneficiosa en las neuralgias.

• Aguja de pastor. Bañarse en agua caliente y aplicar compresas en la zona dolorida. Un remedio muy antiguo consiste en una infusión caliente de esta planta (más conocida como geranio silvestre).

• Betónica. Hacer una loción empleándola en el cabello, pues debido a que sus raíces pilosas recuerdan la cabellera, tiene fama como remedio para los dolores y achaques de la cabeza y la cara.

• Verbena, lúpulo o flores de manzanilla, mezcladas con cabezas de amapola. Cualesquiera de ellas, aplicada como una compresa caliente en la zona dolorida, es agradable y segura, y mucho más aconsejable estéticamente que las hojas calientes machacadas de col o pieles de plátanos aplicadas sobre el rostro; ambas, sin embargo, funcionan sorprendentemente bien.

• Consuelda. Con ella se consigue una de las mejores compresas de hierbas. Mezclar la raíz con agua templada hasta formar una pasta. Se utiliza sobre todo si el dolor es consecuencia de una bofetada o de un golpe.

• Albahaca, verbena y ajenjo. Las tres se hervían juntas y el líquido caliente resultante, aplicado en compresas, era la respuesta definitiva a la neuralgia y a la migraña, y mucho más seguro que un desaconsejable ungüento de acónito y grasa de cerdo.

• Aceites esenciales. Después de aliviar la zona con una compresa caliente, frotar con un aceite esencial fragante, diluido en aceite de girasol, para reducir la tensión. Los más populares son el toronjil (bálsamo de melisa) o rosa. Si se necesita una acción más astringente, el bálsamo de tigre proporciona un alivio instantáneo.

domingo, 26 de septiembre de 2010

GOTA


La gota se produce por un exceso de ácido úrico que va acumulandose en el organismo, formando cristales que se incrustan en los espacios de las articulaciones, causando inflamación e irritación, lo que se manifiesta con agudísimos dolores en el dedo pulgar, la rodilla o el codo, y más comúnmente en el dedo gordo del pie.

La zona afectada, que padece un gran dolor, se inflama e hincha, adquiriendo un marcado color rojo. Es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona, aunque antiguamente se pensaba que la gota afectaba principalmente a quien había abusado, en la vida, de algún exceso.

Posiblemente, el remedio mejor y más efectivo contra la gota consiste en poner al enfermo desnudo, a primera hora de la tarde, envuelto en sábanas y sentado en agua caliente hasta las rodillas; después conviene llevarlo a la cama, preferentemente antes de las diez de la noche. Sudando se reduce el ácido úrico del organismo y ello hace la enfermedad más llevadera. Es indispensable, por otra parte, que para que este remedio sea efectivo, el paciente no deberá beber alcohol. Cuando el dolor se vuelve insoportable, una bebida fuerte parece ser la única solución a nuestros males, pero el alcohol y la carne roja están totalmente prohibidos si se padece de gota.

No se deben tomar analgésicos, ni aspirinas, a no ser que estén prescritas por un médico. Trate de llevar una vida tan cómoda como sea posible, mantenga el pie alzado y relleno con algodón para protegerlo de los posibles golpes. Tome té de hierbas calmantes, siga una dieta ligera, y procure en todo momento mantener una presión sanguínea baja. Estos son los mejores consejos que debe tener en cuenta.

Una cataplasma puede parecer un método práctico para curar la gota, pero la probabilidad de que el paciente esté con animo de que se le apliquen cataplasmas calientes o compresas frías y calientes es, como parece obvio, remota. La hierba de la gota (el saúco), como su nombre popular indica, antaño era considerada como el Achaques y dolencias del cuerpo último remedio para los dolores de las articulaciones causados por la gota, reuma y ciática. Una cataplasma hecha con sus hojas le ayudará, pero una solución más útil es comer las hojas en ensalada.

Cataplasmas de salvado y vinagre o de sebo y ajo han sido también, históricamente, muy utilizadas, siempre con una gruesa capa de melaza o miel, aplicadas con un trapo de franela. La infusión más empleada en otro tiempo, con la que se bañaba el dedo gordo del pie, estaba compuesta por cólquico, planta que en el lenguaje de las flores significa «mis mejores días están cerca»; un mensaje esperanzador para reanimar la moral de los pacientes.

La infusión de diente de león y la tónica de bardana, aunque su sabor no es precisamente agradable, son bebidas lo suficientemente efectiva para reconfortar a quienes están sufriendo los síntomas de la abstinencia y encuentran a faltar el alcohol; y al mismo tiempo actúa como un excelente diurético.

Manzanas, cebollas, peras, semillas de mostaza y bayas de enebro, eran elementos considerados necesarios para la dieta, mientras que el maíz, cocinado con sus panochas, es aún hoy empleado extensamente en algunas partes de Europa. Queda claro, de todas formas, que cualquier bebida o comida que puede sugerirse como cura de la gota es, tan sólo, un sedante suave o un diurético.

sábado, 17 de julio de 2010

Dolor de muelas, dientes y encias


Los mayores enemigos para la correcta salud de dientes, muelas y las encías son los pasteles, comidas dulces, bebidas efervescentes y las golosinas. Los refrescos de cola suelen tener como componente el Acido Fosfórico, algo muy dañino para el esmalte dental.

La mezcla de ácido y azúcar hace que se forme una placa dañina. En ella las bacterias se multiplican, desarrollan y causan enfermedades en las encías, motivando que los dientes tengan caries.

La mezcla de ácido y azúcar hace que se forme una placa dañina. En ella las bacterias se multiplican, desarrollan y causan enfermedades en las encías, motivando que los dientes tengan caries.

Una buena dieta desde el nacimiento, con la proporción correcta de vitaminas y minerales, es magnífica para el desarrollo de dientes fuertes. Pero incluso con este tipo de dieta los son esenciales las visitas periodicas al dentista y mantener una limpieza de los dientes con dentrífico tras cada comida.

Al contrario de lo que piensa mucha gente, una manzana no es una alternativa al cepillado de dientes. En caso de no pooder limpiarse los dientes con dentrifico es preferible masticar un chicle sin azucar después de cada comida. Esto será mejor que no cepillarse los dientes.

Prevención del dolor de dientes para cada día.

• Ajo. Frotar las encías con ajo o poner un diente de ajo en vinagre y agua, y usarlo para lavarse la boca. Al acabar haremos enjuagues de clavo para no tener mal aliento.

• Aceite de vitamina E. Dar un enjuague a las encías con aceite de vitamina E. Esto cura las inflamaciones, y mantiene las encías sin enfermedad.

• Aceite de eucalipto. Masajear las encías con el aceite las mantiene fuertes y sin enfermedades y se consigue un lavado de boca excelente. Ponga 20 g de hojas de eucalipto en 1 litro de agua hirviendo y mantenerlo otros 5 minutos a fuego lento. Se retira del fuego y se tapa herméticamente. Dejarlo enfriar. Se filtra y se añaden dos gotas de aceite de clavo y tintura de mirra. Guardelo en una botella con tapon y metalo en la nevera para su conservación.

• Enjuagues con alcohol. En los adultos, enjuagase y mantenerlo en la encía con brandy caliente, con whisky puro o con brandy templado.

• Infusión de tomillo o salvia. Colocar una cucharadita de cada una de estas hierbas en una taza con agua hirviendo. Cubrir y dejar reposar la infusión durante 15 minutos. Enjuagarse con el preparado y mantenerlo en la boca para reducir la inflamación y la infección.

• Hojas de endrino. Una infusión en agua hirviendo con hojas de esta planta lo convierte en un enjuague ideal para mantener fuertes las encías.

• Zumo de cebolla o de ajos. Un trocito de rama se emplea para tapar y desinfectar la cavidad del diente afectado.

• El Espliego o las infusiones templadas de anís, tomillo, o menta. Todas ellas son saludables enjuagues bucales.

Polvos de dientes y pastas Resulta facil, efectivo y economico crear nuestros propios polvos y pastas dentales para el uso personal. Estos son algunos de los mejores:

• Mirra para las encías. Cinco cucharaditas de mirra mezcladas con 80 g de bicarbonato sódico, fortalecerán vuestras encías.

• Sal. En una emergencia se puede emplear unicamente sal, que es muy efectiva.

• Bicarbonato sódico. Uselo esporadicamente por ser algo abrasivo con los dientes y muelas. El bicarbonato sódico elimina las manchas de los dientes y muelas.


• Clavos. frotar con aceite de clavos la encía, alrededor de las muelas doloridas. El aceite de mejorana puede reemplazar al de clavos.

• Tabletas de alfalfa. Fortalecen muy efectivamente las encías.

jueves, 15 de julio de 2010

VARICES


Todos sabemos el aspecto que tienen las venas varicosas —los nodulos protuberantes, duros y azulados de las piernas que algunos dicen que son hereditarios pero que probablemente han ido de
mal en peor por negligencia—. Las válvulas que controlan el flujo sanguíneo en venas y arterias se colapsan a causa de la mala circulación de la sangre y ésta puede ser resultado de un exceso de peso, especialmente durante el embarazo.

Otra causa importante es el permanecer de pie demasiadas horas seguidas. Si tenéis que hacerlo, intentad encontrar de vez en cuando unos minutos para andar un poco, y todo el mundo debería buscar tiempo para dar un paseo a paso ligero cada día. Si en la oficina os sentáis en una silla
mal diseñada es posible que vuestra circulación sea deficiente, especialmente si sois obesos, y lo mismo ocurre si os arrodilláis o si cruzáis una pierna sobre otra. De hecho, cualquier posición
en la que una de las piernas quede horizontal es perjudicial.

Otro peligro son los pantalones ajustados. Se habla menos del peligro de varices que del de esterilidad aunque aquéllas son mucho más probables, por tanto recordárselo a vuestro hijo cuando
vaya a comprarse unos téjanos nuevos. Otros factores que contribuyen a la formación de venas varicosas son el estreñimiento, el fumar y los baños calientes.


Dieta

Comed mucha fruta incluyendo uvas, grosellas negras, cítricos y escaramujos, y cierta cantidad de col verde, espinacas, perejil y diente de león. Otros elementos vitales de la dieta son el germen
de trigo, la levadura de cerveza y los ajos.

• Infusión de romero con miel y de flores de saúco. Son dos excelentes remedios antiguos para favorecer la circulación sanguínea.

• Infusión de bistorta. Dejad macerar en 1 litro de agua fría durante 10 horas 25 g de raíces de bistorta (Polygonum historia con cuyas hojas los ingleses acostumbraban a hacer el Pudín de Pascua). Coladla y tomad diariamente, entre comidas, 4 tazas para curar tanto las varices como las hemorroides.


Masaje

Friccionaros suavemente las piernas, pero no os rasquéis nunca las varices ya que pueden formarse úlceras varicosas que son muy molestas. Lavaros las piernas y friccionarlas de abajo arriba, en dirección al corazón, con agua de hamamelis o con tintura de caléndula. A lo mejor preferís alternar
baños calientes y baños fríos con lo que mejora la circulación, pero nunca debéis tomar un baño caliente sin mojaros después las piernas con agua fría.

Poned las piernas en alto varias veces al día o bien dormid con los pies de la cama algo elevados.
Los aceites de oliva o de almendras dulces, el aceite de ciprés (6 gotas en el baño o 4 gotas en 2 cucharadillas de aceite de oliva), de caléndula, de romero y de espliego son excelentes aceites para masajes al igual que el preparado siguiente. Tomad cantidades iguales de corteza de roble, hojas de orégano y de nogal. Llenad tres cuartas partes de un recipiente con estas plantas y añadid aceite de oliva hasta cubrirlas. Ponedlo dos horas al baño maría a fuego lento y dejadlo enfriar. Escurrid el líquido y filtradlo.

ESTREÑIMIENTO


Las causas más comunes del estreñimiento son una dieta inadecuada, el estrés o la falta de ejercicio y aire fresco. El estreñimiento no sólo produce una sensación general de malestar, sino que las toxinas que el cuerpo acumula pueden producir o agravar numerosos achaques, incluyendo fuertes dolores de cabeza, hipertensión, ardor de estómago, catarro, artritis y reumatismo.

También puede agriaros extremadamente el carácter. La solución más sencilla es tomar una dieta rica en fibra que incluya frutas y verduras frescas, especialmente manzanas, peras y hortalizas
verdes, mucho yogur natural y grandes cantidades de agua. Descartad los platos muy condimentados, la carne roja, el café y el té. Evitad especialmente las comidas rápidas y de mala calidad.

El estreñimiento es una de las causas más frecuentes del «dolor de barriga» y la languidez pálida de los niños y hemos de tener presente que no debemos permitir que terminen por depender de los laxantes, sino habituarles a utilizar el servicio cada día a la misma hora por más que crean que es una pérdida de tiempo.

Los consejos más antiguos y sencillos para conseguir que los intestinos funcionen regularmente iban desde tomar un vaso de agua fría mañana y noche , por el contrario, tomar una bebida
caliente y fumarse una pipa después del desayuno. Los baños de agua fría competían en popularidad con los baños de asiento en agua helada durante 15 segundos, mientras que los más moderados se atenían al viejo recurso de tomar cada mañana una cucharada de miel o a la infalible «manzana diaria» .

Las elegantes nodrizas y las severas niñeras recurrían a la jalea de pétalos de rosa o al jarabe casero de higos, preferibles ambos a la costumbre de ciertos países suramericanos de mascar hojas secas de mostaza o de administrar un enema de agua de semillas de pimentero; un remedio que me parece que, probablemente, más que curar, mata.

• Caramelos de regaliz. Resultan eficaces pero hace falta limpiarse los dientes después de tomarlos.
• Aceite de romero, hisopo, hinojo, mejorana o manzanilla. Un niño se sentirá mucho mejor si frotáis su pobre barriga dolorida con un poco de aceite aromático. Friccionando suavemente el
abdomen con unas pocas gotas de cualquiera de estos aceites esenciales diluidas en aceite de oliva o de girasol
• Aceite de castor y zumo de naranja. Tomar una mezcla de cada uno de ellos es mejor que tomar parafina líquida o cascara sagrada.
• Sales. Todas son eficaces, desde las de Glauber y Carlsbad a las de Andrews y de la higuera.
• Aceite de oliva. Una cucharadilla de aceite de oliva o de cualquier buen aceite vegegal tomada cada mañana lubricará el sistema.
• Salvado. Dos cucharadillas diarias al principio pueden tener efectos dramáticos, pero tomadas cada mañana, espolvoreadas sobre los cereales, asegurarán un movimiento intestinal regular. Los niños pequeños pueden tomar un poquito en la punta de una cuchara.
• Melaza. Rica en vitamina B. Tomadla mezclada con leche, zumo de frutas o agua.
• Miel y agua caliente. Empleadla en la proporción de 1 cucharadilla por cada taza de agua caliente.
• Limón y miel. Exprimir el zumo de 1/2 limón en agua caliente con un pellizco de sal marina y 1 cucharadilla de miel.
• Musgo de Islandia. Tomaros a sorbos el agua en la que se haya cocido musgo de Islandia a fuego lento.
• Ruibarbo. Cocedlo a fuego lento con miel y coméoslo, o bien bebed cada mañana el zumo de los frutos cocidos.
• Patatas asadas con piel. Tomadlas solas, piel incluida; alivian el estreñimiento y son también eficaces para combatir la migraña.
• Zumos de frutas y de verduras. Para que sean eficaces al máximo, si os es posible, preparadlos vosotros mismos con productos frescos y bebedlos inmediatamente.
• Zanahorias. Las zanahorias crudas aportan a la dieta vitaminas y sales minerales. Probad también esta nutritiva sopa cuyo sabor ligeramente dulce gusta a los niños y actúa como un laxante suave.

SINUSITIS




Se trata de una enfermedad desagradablemente dolorosa producida por la inflamación de las membranas mucosas que recubren el interior de la nariz y los senos que rodean los ojos, siendo estos los efectos: bloqueo nasal, ligero aumento de la temperatura, tos ronca, dolor de cabeza y un desesperante dolor alrededor de los senos de los ojos, especialmente sobre ellos.

Inhalaciones

• Aceite de enebro. hacer inhalaciones de agua caliente con unas gotas de este aceite. No lo echéis sin diluir sobre la piel ni en el pañuelo, ya que de allí podría pasar a la nariz, irritándola.

• Ajos. Echando en un cuenco de agua hirviente varios dientes de ajo troceados tendréis unas inhalaciones poco frecuentes, pero eficaces.

•Aceites esenciales de eucalipto o de pino. Inhalad los vapores del agua hirviente en la que habréis echado una gota de cualquiera de ellos.

lunes, 12 de julio de 2010

Migraña.


Para las personas que sufren de migraña —atroz dolor de cabeza, ojos cerrados, pesadez de estómago, necesidad de permanecer tendido en una habitación oscura para que el mal desaparezca— no es facil entender que a veces su agonía es descrita como un simple «dolor de cabeza».

La migraña puede tener varias causas, a veces como una enfermedad psicosomática, que tiene un origen «externo», según las escasas referencias, y muchas de ellas despectivas, que se encuentran en los antiguos libros de medicina. Migrañas, gases y vértigos eran las excusas a las que se acogían las mujeres menos emancipadas de otras épocas cuando no querían hacer lo que debían.

El estrés y la tensión nerviosa, ayudan a desarrollar la migraña. Pero más recientemente se ha sugerido que esta dolencia puede ser resultado de un funcionamiento vital incorrecto, una dieta pobre, estreñimiento, vista cansada, desequilibrios hormonales, reacciónes alérgicas a determinados alimentos, o trastornos por las muelas del juicio. Por ahora, nadie ha conseguido aún la respuesta adecuada, a pesar de que cada día es mayor el número de personas que la padece.

Existen, como era de esperar, pocos remedios caseros antiguos para curar este tipo de dolor de cabeza. El mejor consejo sería tenderse en una habitación oscura, fresca y bien ventilada, bajo unas sábanas templadas y mantenerse quieto. Si la migraña no desaparece en 24 horas, avise a un profesional para que trate de ayuderle.

Ante los primeros síntomas, bebed gran cantidad de agua para desintoxicar el organismo y reducir la retención de líquido que puede ser la causante de la migraña. Intentad relajaros y tomad un té calmante bien azucarado con miel. Bañad los ojos con agua fría y dese un masaje en la cabeza.


Alivios rápidos

Las siguientes consejos sirven para aliviar y prevenir el dolor de la migraña, y como remedio una vez los primeros síntomas empiezan a manifestarse. Seguramente os ayudarán a relajaros y a frenar la angustia. Algunos de los remedios dados para el Dolor de cabeza también os pueden ayudar.

• Patatas cocidas. Comedias solas, sin sal ni mantequilla o queso (el queso puede ser un factor contribuyente a la migraña). Es un remedio que funciona francamente bien.

• Tomates enlatados. Hervir a fuego lento con una buena cantidad de albahaca y servir con un poquito de vinagre.

• Fruta helada en cubitos. Hacedlos con zumo de limón o de pina; se chupan, cuando las bebidas nos causan náuseas. Los cubitos de hielo alivian las gargantas doloridas y pueden darse también a los niños con fiebre, aunque en forma de barras (helados) para prevenir accidentes.

• Angélica azucarada. Masticar pequeños trozos regularmente, pero no antes de dormir, pues puede desvelarnos.

•Matricaria, betónica, tanaceto, romero o flores de lima. Cualesquiera de estas hierbas puede prepararse en té, en la proporción de 25 g en 600 mi de agua, y tomar una taza cuatro veces al día. La betónica (betónica leñosa), proviene de las palabras célticas «ben» (cabeza) y «ton» (buena). Por lo tanto, no es descabellado pensar que un té hecho con esta planta, seca, curará la migraña. Las hojas espolvoreadas pueden ser también ingeridas por la nariz.

•Té de verbena. Es un té excelente para aliviar las migrañas premenstruales. Espliego. Una infusión suave de espliego 1/4 de cucharada en 1/2 taza de agua hirviendo— puede ser bebida regularmente y el aceite de espliego friccionado en las sienes; os aliviará y rebajará la tensión. El té de menta y el de espliego os ayudarán a reducir las náuseas, mientras que una cataplasma de hojas frescas y aplastadas, colocadas en la frente, os proporcionará un alivio refrescante.


• Manzanilla o hierba de limón. Se añaden dos gotas de aceite esencial de cada una, a dos cucharadas de aceite de girasol, para dar un masaje en las sienes.

• Agua de romero. Es la versión modesta, pero igualmente efectiva, de la famosa agua de Hungría, que cuando se colocaba en la frente o en la nuca, se consideraba un remedio muy eficaz contra la migraña. Emplear las sumidades florales frescas y seguir las mismas instrucciones dadas para hacer agua de rosas o de espliego.

DOLOR DE CABEZA



Existen varias razones para tener dolor de cabeza, desde la horrible resaca a la
cada día más extendida migraña (para la que no existe una concreta explicación médica) y por ello ambas dolencias serán tratadas en apartados diferentes.

Existen dolores de cabeza matutinos que pueden ser causados por un bajo nivel de azúcar en la sangre y son fácilmente eliminables ingiriendo una cucharada de miel. Hay otros dolores, padecidos por los adultos, que sólo se pueden curar con tratamientos más complejos, aunque la mayoría tienen su origen en otros condicionantes físicos, como son los resfriados, catarro, estreñimiento, cistitis, malas digestiones, fatiga, reacción alérgica (particularmente a las comidas y a los olores), dramas emocionales, problemas menstruales, dolores o achaques, una caída o contusión, presión sanguínea alta o baja, esfuerzo y tensión, muelas del juicio y otras enfermedades específicas.

Los remedios que ofrezco para cada uno de los apartados, os ayudarán a aliviar la causa del dolor. Si repentinamente empezáis a sufrir persistentes dolores de cabeza que no tienen una causa lógica —vista cansada, aun empleando gafas con filtro solar, etc.— buscad el consejo de un profesional sin dudarlo. Si notáis dolor de cabeza, hasta llegar casi al desvanecimiento, eliminad los revulsivos obvios: fumar, té, café, chocolate, queso, leche, vino, brandy... Beber a menudo y repetidamente agua de buena calidad, especialmente agua mineral carbonatada, es muy efectivo.

En los países muy soleados, anudaos un pañuelo alrededor de la cabeza; los turbantes y los sombreros son prendas que tienen una función más allá del simple vestir. Protegen la cabeza de la insolación y previenen los dolores posteriores. Si la causa del dolor de cabeza es la vista cansada, obviamente los ojos deben ser revisados, aunque también es posible que estén inflamados. En este caso, lavadlos por la mañana y por la noche con colirios o con agua fría, una vez hervida. El olor de ciertas flores puede causar dolor de cabeza, especialmente el de la lila, el lirio, el heliotropo y la gardenia. Algunos perfumes cuya base es el almizcle, o contienen gardenia, causan el mismo efecto. Antiguas creencias afirman que no debemos nunca oler las amapolas, o dormir debajo de un ciprés, porque ello puede producirnos dolor de cabeza hasta hacernos incluso enloquecer. Por contra, llevar un buen ramillete de espliego debajo del sombrero asegura de forma certera la inmunidad a dicho dolor, probablemente como resultado de todos los aceites antisépticos que posee tal planta y que nos protegen de las infecciones.

Sin lugar a dudas, como he podido comprobar, antaño el mejor remedio para el dolor de cabeza consistía en extender una compresa de vinagre o de papel de estraza, o de las menos recomendables de excrementos de cabra y orines (vinagre de amonio). Antiguamente, las cataplasmas eran también mencionadas frecuentemente: rodajas de pepino, o patatas crudas, aplicadas en la frente y en las sienes para aliviar el exceso de sol y el dolor de cabeza causado por el tiempo bochornoso; las hojas de puerro aplastadas y aplicadas a las cabezas recalentadas y doloridas; y una maravillosa compresa hecha de hojas de saúco aplastadas con sal, que daban un alivio inmediato pero que, por desgracia, tenían un olor horriblemente fétido. Las hojas de hiedra parece ser que también curan fácilmente los dolores de cabeza, pero su efecto beneficioso queda contrarrestado porque causan erupciones. Dignos también de mención
son los tés de hierbas que pueden aliviar el sufrimiento de un dolor de cabeza, pero que suelen aumentar la tensión.

Remedios aromáticos

Hojas perfumadas.
Un aroma delicioso se desprende de las hojas cuando son friccionadas entre los dedos, y al inhalar ese perfume profundamente, aclara la cabeza y nos hace sentir más vivos. Esta es una de las razones, estoy segura, de que los habitantes de las casas de campo cultivaran sus plantas más olorosas al lado de la puerta de la cocina. La más efectiva de esas hojas es la hierba luisa, seguida por el toronjil, eneldo, salvia, menta, hierbabuena, rosa, espliego y violeta.

El olor del lúpulo os aliviará, mientras que el del clavo o la piel de naranjas y limones os vigorizará; y una infusión de menta, salvia o hinojo, o dos cucharadas de té de lúpulo y vinagre, son muy efectivos para inhalar o aplicar como compresa fría.

Una almohada americana para el dolor de cabeza.
Mezclar 50 g de cada uno de estos elementos: espliego, mejorana, pétalos de rosa, betónica y hojas de rosa y 15 g de clavo. Tomad una bolsa de algodón, introducid los ingredientes dentro, cosed la bolsa y ponedla debajo de la almohada.

Vinagre de espliego. Los vinagres de hierbas se consideran desinfectantes. Antiguamente, los más frecuentemente empleados en la habitación del enfermo eran el de ruda y el de romero. El vinagre de espliego refrescaba y clarificaba la cabeza pesada, además de ser altamente antiséptico.

Dolores y achaques en la cabeza y en la cara de espliego
2 cucharadas de espliego seco
1 cucharada de perifollo oloroso y seco
2 cucharaditas de té llenas de canela
1 nuez moscada rallada
1 litro de alcohol de 96°
Reunid todos los ingredientes en un recipiente grande. Cenadlo con una tapa no metálica y dejadlo en un sitio templado, durante dos semanas. Se obtiene una agradable fragancia y una loción aromática que puede ser usada en una compresa. El agua de espliego y el agua de colonia eran hace años las grandes favoritas entre las señoritas de cierta edad, quienes se ponían unas gotas en un pañuelo, o la llevaban en un frasquito de cristal.

• Rosa. El aceite esencial de rosa es el más tranquilizante de los perfumes. Se obtiene un alivio exquisito añadiendo unas pocas gotas al baño calíente, o en forma de compresa fría.

• Alcohol de rosas. Cubrir un frasco lleno de pétalos de rosas olorosas con alcohol de 96°. Dejarlo reposar, sin tapar, al sol, hasta que el perfume haya impregnado el líquido. Frotar con él las muñecas y las sienes, para aliviar el dolor de cabeza con su fragancia.

• Vinagre de pétalos de rosa. Añadir dos cucharadas de vinagre de pétalo de rosa a un 1l de agua; el resultado tiene un olor aromático y refrescante muy agradable. Se recomienda también para lavar la cara de los pacientes que tienen una fiebre alta. Erradica el olor a sudor y ayuda a restaurar el balance ácido de la piel, previniendo la descamación y las grietas, particularmente en los labios, lo que ocurre tras haber bajado la fiebre. Las madres que dan el pecho a sus hijos lo encontrarán insustituible, utilizándolo en las mamas cansadas. Como todas las hierbas y flores en vinagre, los pétalos de rosa en vinagre son fáciles de elaborar. Sencillamente, rellenad por entero un recipiente de cuello ancho de olorosos pétalos de rosa, poned el recipiente encima de un paño grueso y muy, muy lentamente, llenadlo con vinagre caliente de malta. No lo llenéis demasiado rápidamente, porque podéis romper el cristal. Cerrad con un tapón que no sea de metal y dejad en un alféizar durante dos semanas, removiendo cada día.

Vinagre de malta. Aparte de la deliciosa fragancia y del efecto terapéutico del vinagre antes mencionado, el sencillo vinagre de malta también tiene
efectos sorprendentemente beneficiosos. El vapor del vinagre caliente puede ser inhalado, emplearse en compresas frías para colocar en las sienes, o añadirse al té de hierbas en lugar de limón, para curar el dolor de cabeza.

Vinagre de berros. Hervir 600 ml de vinagre con un puñado de berros y dejarlo reposar dos horas. Filtrar, embotellar y mantener refrigerado. Usar como el vinagre de malta.

Aceite de masaje. En la parte de atrás del cuello y la columna vertebral, la nuca y la base del cráneo, se acumula fácilmente una enorme tensión. Una de las mejores maneras de curar un dolor lacerante de cabeza es darse un masaje en el pie, o dejar que alguien lo haga por nosotros. Para obtener mejores resultados, dar el masaje con alguno de los siguientes aceites esenciales en una dilución de aceite de almendras: menta, romero, clavo, anís y aceite de caléndula, para la nuca; aceite de gualteria para el dorso del cuello. El bálsamo de tigre puede ser colocado en una bolsa o bolsillo, y llevado a cualquier parte para una emergencia.

Limón. El zumo de limón salado o los limones cortados y aplicados en la nuca constituyen un remedio antiguo y eficaz para aliviar fácilmente el dolor.

Hojas de albahaca. Se deben machacar. Aceite de romero. Coger un buen puñado de hojas de romero fresco, que tienen forma de agujas. Machacarlas junto a una cucharada de aceite de oliva, empleando el mortero. Colocar la mezcla en un frasco de boca ancha y llenarlo con 300 mi de aceite de oliva. Cerrar y dejar en un sitio templado durante dos semanas. Pasado este tiempo, filtrarlo y reembotellarlo.
Friccionad la sien dolorida cuando sea necesario. Yo utilizo esta mezcla para untar el cordero pasado, tanto como para curar mis dolores de cabeza. El aceite de caléndula se puede hacer de la misma manera, pero empleando toda la cabeza floral.

• Aceite de espliego. Para curar un dolor de cabeza, tomar 3 gotas en un azucarillo.


Tés calmantes

• Té de moleta, lengua de buey, verbena, flor de saúco, manzanilla, lima, espliego, reseda, valeriana o mejorana. Todos son tés suaves, tranquilizantes, y tienen fama de curar la cabeza dolorida.

• Té de manzanilla, menta y nébeda. Una cucharada rasa de cada uno, añadida a 600 mi de agua, curará un dolor de cabeza con mareos.

• Té de manzanilla y diente de león. Añadir un limón exprimido no excesivamente pequeño en una taza de este té y tomarlo para aliviar los problemas de riñon y digestivos que derivan de un dolor de cabeza asociado con los excesos en la comida.

• Raíz de diente de león. Calentar suavemente 25 g en 600 mi de agua, durante 15 minutos. Tiene un efecto desintoxicante sobre el organismo, si se filtra y se bebe caliente.

• Té de ulmaña. Las flores y las hojas contienen la misma palicilina que se encuentra en el sauce y que es el componente principal de la aspirina. Es mucho más placentero y calmante hacer hervir la ulmaria a fuego lento, en agua, durante 10 minutos, y beber tres tazas al día para prevenir los dolores de cabeza pertinaces.

• Té indio. Tomar sin leche, pero añadiendo tres clavos.

LUMBAGO


Se trata de un dolor reumático que se localiza en la región lumbar. Está causado principalmente por un sobreesfuerzo desacostumbrado —al mover muebles o al cavar, en los patinazos imprevistos y en circunstancias semejantes—. Todos los remedios y recetas adecuados para el reumatismo y la artritis pueden ser empleados con igual efectividad para aliviar a los que padecen de lumbago.

La cura secular del lumbago consistía en colocar a un niño que había nacido de pie, derecho, encima de la espalda de la víctima. Aunque con posterioridad, las muchachas japonesas realizaron este mismo servicio, dicho tratamiento se ha descrito y tratado de forma variada, ya fuese como de éxtasis absoluto para algunos, o de tortura para otros. Dada la facilidad de acceso a esta zona del final de la espalda y el hecho de que el paciente tiene que permanecer, por fuerza, tendido sobre su estómago hasta que un tirón del músculo, o un espasmo muscular, o una torcedura muscular o ligamentosa, le hace reaccionar, existen varias cataplasmas que pueden aliviarle el dolor y hacer que se recobre con rapidez. En muchos casos, sin embargo, es cuestión de tiempo.


Cataplasmas y otros remedios

• Avena entera. Cocinarla mezclada con vinagre y aplicarla tan caliente como sea posible.

• Verbena. Calentar lentamente un puñado de verbena fresca deshecha en agua fría durante 10 minutos; hervir brevemente en un poco de vinagre de vino y aplicar en un paño tan caliente como sea posible. El té de verbena tranquiliza y refresca, y aunque no tenga otros atributos, es eficaz para el ánimo, tanto del paciente como de quien le cuida.

• Hojas de col. Se deben hervir en leche hasta que se conviertan en gelatina; extender en un trapo y aplicar calientes, dejándolas sobre la zona dolorida toda la noche.

• Aceite de enebro. Colocar 100 g de bayas de enebro en un frasco de cristal, con 500 mi de aceite de oliva. Cerrar herméticamente y dejar reposar al sol durante un mes, removiendo diariamente. Emplearlo como aceite de masaje para todos los dolores y achaques, reumáticos o de otro tipo. Después del masaje aplicar una bolita de algodón saturada en el aceite y vendar la zona.

• Embrocación de lumbago. Mezclar una taza de vinagre y trementina con una cucharada de postre de polvo de alcanfor y un huevo entero. Mantener refrigerado y usar rápidamente. (Embrocación: aplicación local de un medicamento líquido.)

Reuma o Reumatismo


El termino reumatismo se utiliza para hacer referencia a un conjunto de enfermedades de las articulaciones, inflamatorias y dolorosas, cuyo de origen no está producido por micróbios. Cuando la población rural agrupaba un grupo de dolencias y enfermedades bajo el nombre de reumatismo, éste hacía referencía al exceso de trabajo físico que genera tensión y agravado por la humedad y por viviendas poco saludables.


Existen numerosos remedios antiguos para combatir el reumatismo, muchos de los cuales aún siguen utilizandose hoy en día. Quizas el remedio más efectivo es tomar un baño calmante templado, masajear la zona dolorida con un linimento terapéutico y acostarse en una cama bien caliente.

Baños y cataplasmas

• Sales de la higuera: las sales de la higuera añadidas al agua del baño se han considerado siempre un importante método para aliviar los dolores reumáticos.

• Aceite esencial de romero, pino, espliego o enebro. Añadir unas pocas gotas al agua del baño, mejor junto con sales de la higuera.

• Mostaza y cayena. Una cucharada de postre de cada ingrediente, mezclados en el agua del baño, ayudará a calmarle los dolores.


Aceites y linimentos
El remedio más famoso para dolores y quebrantos físicos es el clásico bálsamo del tigre — una mezcla de alcanfor, cayeputi, casia, clavo, mentol y menta—. Existe una multitud de marcas en el mercado, algunas muy efectivas.


La mayoría de los siguientes remedios son efectivos para todos los dolores, achaques, torceduras y artritis.

• Aceite esencial de menta o de cilantro. Mezclar unas gotas de cada uno de estos aceites dulces aromáticos en una cucharada de aceite de almendras. Utilizarlo como masaje es muy reconfortante.

• Aceites de eucalipto, alcanfor y gaulteria. La receta siguiente es el linimento más efectivo de todos, y actúa con plena eficacia en contusiones, torceduras, tirones musculares y sabañones sin abrir, por enumerar sólo algunas dolencias.

Dieta

La enfermedad reumática se ve a menudo agravada por el estreñimiento y los desórdenes renales. Son esenciales las verduras frescas y verdes: col, ortigas (en sopa), berros, perejil, hinojo y acedera. Estas son especialmente buenas, ya que poseen abundantes minerales y vitaminas, a la vez que son ligeramente laxantes y diuréticas.

• Apio. Una generosa sopa de apio, o sencillamente cocer poco a poco el apio en leche o en caldo. El apio, como alimento, no tiene efectos nocivos.

• Zumo de cebolla. Cortar tres cebollas, lavadas pero sin pelar, en un litro de agua y hervir a fuego lento en una cazuela cubierta, durante 15-20 minutos. Filtrar y beber una taza por la mañana o por la noche.

• Dientes de ajo. Es muy apetitoso y delicioso tomar varios dientes de ajo machacados, acompañados con perejil, y comerlos con pan.

• Queipa. Este alga en polvo se prepara junto a un caldo o sopa. Contiene varios minerales necesarios para el organismo.

• Manzanas. Una manzana sin pelar al día mantendrá nuestro cuerpo en buen orden. Tomar manzana rayada, mezclada con avena cruda y yogur.

• Sidra. Debe ser una sidra buena y áspera, no de las que venden en el supermercado, de las que se han eliminado elementos naturales beneficiosos. Tome uno o dos vasos de sidra diarios, o una cucharada de vinagre de sidra. La sidra además es excelente para los ríñones.

Tendinitis o Codo de tenista




La tendinitis es la inflamación de los músculos y tendones que se tuercen y se lastiman a causa del sobreesfuerzo durante la práctica exigente del deporte. Por eso se utilizan los nombres de codo de tenista o de golfista. Sin embargo, esta dolencia no es moderna, ya que durante siglos ha sido diagnosticada a hombres y mujeres que realizaban actividades como levantar obejtos pesados, exprimir el agua de la ropa, fregar suelos o trabajar en las cosechas de campo. También es frecuente que los niños lo sufran debido a apoyar los codos cuando estudian en el colegio.

El codo de tenista puede necesitar una larga recuperación, pero la dolencia puede desaparecer con la aplicación constante de compresas frías o, a veces, alternando compresas frías y calientes.
Las cataplasmas templadas, especialmente las de hojas de consuelda, se
aplican para reducir la inflamación e hinchazón, y una vez éstas han disminuido,
se puede frotar suavemente la zona afectada con aceite de consuelda.

Además es muy importante, para la recuperación de la lesión, mantener inmovilizado el brazo afectado, a modo de cabestrillo.

lunes, 28 de junio de 2010

Impotencia




La impotencia es la incapacidad para conseguir una erección, o la penetración hasta la eyaculación. Hasta los años 70, se creia que la mayoría de los trastornos de la erección eran debidos a problemas subyacentes en la psique. Hoy dia, se sabe que casi la mitad de los hombres impotentes tienen un problema físico o estructural que en mayor o menor medida parcialmente responsable.

-No se preocupe si tarda en lograr la erección. A medida que un hombre envejece crece el tiempo de estimulación necesario para lograr una erección. Si un hombre mayor de 60 años tarda más de 2 minutos en alcanzar la erección no debe pensar que es impotente, sino que necesita más tiempo. El tiempo entre una eyaculación y la siguiente erección también aumenta con la edad. Los hombres de esta edad pueden necesitar esperar todo un día para obtener una segunda erección. Es una consecuencia normal de la edad.

Cuidado con los medicamentos. Los fármacos pueden ser el origen del problema. También los antihistamínicos, diuréticos o sedantes de venta libre que puede estar tomando. Alrededor de 250 fármacos han sido incriminados en el origen de la disfunción eréctil. La impotencia producida por fármacos es muy común llegando a ser responsable en el 25 % de los casos. Si usted duda de su medicación consulte con su médico. Es posible que varie la dosis o el medicamento por otro menos perjudicial para usted.

no consuma alcohol. El alcohol es depresor del sistema nervioso y produce un estado opuesto al de la excitación sexual. El abuso crónico del alcohol causa daños en los nervios y el hígado. Cuando el higado se daña produce un desequilibrio hormonal, con aumento de los estrógenos, las hormonas femeninas.

Deje de fumar. la nicotina contrae los vasos sanguíneos.

Cuidado con los estimulantes. Cuanto más lejos mejor de la cocaína, heroína, morfina, marihuana, extasis, y las anfetaminas y la cafeína. Es primordial para hacer el amor estar relajado.

No de tanta importancia a su pene. Se ha de jugar y disfrutar sin pensar en la erección. La piel es el órgano sexual más importante del cuerpo, no el pene.

Controle su colesterol. el pene es un órgano vascular, por lo tanto el colesterol de la dieta y las grasas saturadas perjudican el flujo sanguineo hacia el pene. El exceso de colesterol es una de las causas principales de la impotencia.

No abuse del gimnasio. Si practica demasiado deporte, estimula la ceración de las endorfinas, sustancias sedantes naturales del organismo.

Remedios para el dolor de rodillas




Las rodillas no estan diseñadas para las actividades cotidianas de la inmensa mayoria de la población. Agacharse constantemente, conducir un coche, arrodillarse para limpiar una mancha, etc... Por esto el dolor de rodillas es uno de los más comunes.



consejos para ayudarles a combatir el dolor de rodillas.

Controle su peso. Una de las principales causas de problemas en las rodillas es el peso corporal. Por cada kilo de sobrepeso, la rodilla sufre un esfuerzo equivalente a 6 kilos.

El calor calma. Aplicar calor en la rodilla puede resultar calmante de los dolores. Aplíquise una loción de aceite de gaultheria ya que esta produce calor.

Tenga rodillas fuertes con ejercicio. la rodilla está sostenida por los ligamentos y los músculos. El fottalecimiento de los músculos es esencial ya que son, básicamente, la estructura de soporte. Si los musculos no tienen la potencia o la resistencia adecuada, las rodillas comenzarán a presentar problemas. Por lo tanto, quien padece dolor en la rodilla deben practicar ejercicio.

Deportista con problemas crónicos de rodilla. Tendrán que modificar su nivel de entrenamientos o de actividad diaria. Esto no significa abandonar el deporte. Pruebe la natación, el ciclismo o el remo o cualquier deporte que no requiera esforzar mucho las rodillas. La clave es evitar los deportes que exijan soportar peso. Sea cual fuera su actividad, sobre todo no abandone un estilo de vida sano a causa del dolor de rodillas. Nadie tiene que dejar de ser activo. Simplemente debe evitar cualquier actividad que le produzca dolor en esa rodilla.

Corra sobre superficies blandas. La mayoria de los dolores de rodilla en los corredores se deben a malos hábitos en sus entrenamientos. No suelen ser problemas graves y suelen aliviarse cambiando simplemente el calzado usado para correr o cambiando de superficie. Básicamente debe intentar correr en el césped en vez de hacerlo en asfalto o en cemento. El cemento es la superficie más dura de todas y debe evitarse por todos los medios. No se acostumbre a practicar jogging en las aceras. Recuerde que cuando recorre unos 2 Km, su pie está golpeando el suelo entre 700 y 800 veces.

Técnica del descanso, hielo y compresión. Si practica una actividad que le causa dolor en la rodilla, deténgase inmediatamente, descanse y apliqúese hielo, compresión y elevación durante 20-30 minutos. No subestime la potencia del hielo. Si fuera consciente de ella intentaría aplicárselo hoy mismo o mañana cuando se levante. El hielo es un potente antiinflamatorio y lo ayudará a mejorar su estado. Adopte una rutina con el hielo. Cuando finalice su actividad, véndese simplemente la pierna, levántela y coloqúese una bolsa de hielo durante 20-30 minutos. Ésta debe ser siempre la primera estrategia aplicada para calmar el dolor.

hinchazón. Si tiene o sospecha que puede tenerla, no use el calor bajo ningún concepto. No aplique calor después de realizar la actividad, puesto que aumentaría la hinchazon.

Renueve su calzado. Sinota que sus calzados ya no absorben el impacto de sus pisadas, cambielos. Los impactos de cada pisada, si estos no amortiguan correctamente, se descargará en algún otro lugar, como sus rodillas, a través de las espinillas y, a veces, incluso en las caderas y la espalda.

jueves, 24 de junio de 2010

Diarrea


La diarrea aguda es un potente mecanismo de defensa del organismo. Es el método que el cuerpo emplea para eliminar aquello que le perjudica. La eficacia de la diarrea, por molesta que le parezca, es el motivo por el que muchos médicos le pueden decir «resista» en vez de intentar detener inmediatamente la molesta que provoca. Afortunadamente, esta es una enfermedad de corta duración.

Años atras los médicos eran propensos a prescribir inmediatamente algún tipo de antidiarreico. Hoy en día crece la opinión que el mejor remedio es dejar que la diarrea cumpla con su misión. La purga es beneficiosa y ayuda a una recuperación rápida. Desde esta perspectiva los consejos que a continuación escribo están orientados sobre todo a ayudar a aliviar las molestias, no a detener la diarrea.

La leche como causante: Una de las principales causas de diarrea es la intolerancia a la lactosa. Aunque la mayoría de los expertos piensa que en general se trata de una infección víricano, todos coinciden en que es una causa importante en adultos. Evitar las comidas que contienen lactosa, con excepción del yogur y los quesos fermentados, como por ejemplo el cheddar. Una vez que lo haga, la diarrea desaparecerá por sí misma.

Los medicamentos como causantes: Es probable que la diarrea se deba a una acidez gástrica previa, a causa del antiácido ingerido para calmar el ardor de estomago. Los antiácidos, al contener hidróxido de magnesio son la causa más habitual de la diarrea relacionada con los fármacos. Para evitar futuros ataques de diarrea relacionados con la acidez, puede probar remedios naturales para la acidez. (ver articulo del dia 23-junio-2010)

Además de los antiácidos, la colchicina, los antibióticos, la quinina, pueden causar diarrea. Si duda, consulte con su médico si usted cree que éstos o cualquier otro medicamento puede ser el causante de sus problemas.

La zanahoria es beneficiosa. Las zanahorias hervidas posiblemente sea el mejor remedio para la diarrea. Puede incluirlas en la dieta para ayudarle a recuperar los minerales y las sales perdidas con la diarrea.

Reponga las bacterias intestinales. Después del primer par de días, el yogur tiende a repoblar el intestino con bacterias buenas. Dos Yogures al dia le ayudarán.

Siga una dieta líquida blanda: por ejemplo, caldo de pollo, sopas ligeras, gelatina.

Beba muchos líquidos. Es esencial que la ingestión de líquidos sea alta para evitar la deshidratación. Los líquidos que contienen sal y pequeñas cantidades de azúcar son particularmente beneficiosos, ya que ayudan a reemplazar la glucosa y las sales que se pierden con la diarrea. Puede preparar un buen líquido rehidratante añadiendo una cucharadita de azúcar y un pellizco de sal a 250 ml de agua.

-Evite guisantes, el repollo y las coles de Bruselas. Hay algunos alimentos que deben evitarse por la facilidad que tienen para "aligerar" el intestino. Otros alimentos que por su alto contenido en hidratos de carbono, que escasamente se absorben y que, por lo tanto, pueden agravar la diarrea, son el pan, la pasta y otros productos del trigo; las manzanas, las peras, los melocotones y las ciruelas; el maíz, la avena, las patatas y el salvado procesado.

-Evite las bebidas con gas. Le sugerimos que evite las bebidas carbonatadas.

-Evite cocinar. Si usted tiene diarrea, no debe preparar la comida para la familia ya que podria infectarles a traves de virus que tuviese en las manos. Recuerde lavarse bien las manos.

hemorroides o Almorranas


Para mucha gente las hemorroides son motivo de vergüenza. Sin embargo, no tiene por qué serlo. Las hemorroides son una de las enfermedades más habituales. Se calcula que el 80% de la población las padecen en algún momento de su vida. Napoleón Bonaparte sufría de hemorroides. Algunos historiadores sostienen que las molestias que éstas le causaron influyeron en su derrota en la batalla de "Waterloo. A pesar de esto, las hemorroides no tienen por qué ser su personal y dolorosa batalla Waterloo.

Como la mayoría de varices o venas varicosas, estas venas dilatadas en el ano son en algunos casos hereditarias, pero también pueden ser provocadas y combatidas con la dieta adecuada o los hábitos de higiene.

siga los siguientes consejos para combatir las hemorroides:

-Reduzca la sal de las comidas. El exceso de sal produce retención de líquidos en el sistema circulatorio, lo cual puede dilatar las venas del ano o de cualquier otra parte del cuerpo. Algunos alimentos pueden provocar más molestias en el área anal al aumentar el picor. Tenga cuidado con el café, la cerveza y los refrescos de cola (Coca-Cola, Pepsi, etc), y con las especias fuertes.

-Haga lo posible por tener deposiciones blandas y fáciles. El tratamiento más sencillo y efectivo contra las hemorroides es atacar directamente a la raiz del problema. Si sus deposiciones son siempre prolongadas y con dolor, probablemente se trate de hemorroides. Las heces duras empeoran la afección, ya que rozan el área afectada. Beba mucho liquido, coma mucha fibra.

-Lubrique el orificio anal. Una vez que haya aumentado la fibra y los líquidos en su dieta, las heces serán más blandas y pasarán con mayor facilidad. Ayude Usted aún más la evacuación lubricando su ano con vaselina. Con el dedo o un trozo de algodón, introduzca el gel 2 cm dentro del recto. Este metodo parece molesto pero es de gran utilidad para curar las hemorroides.

-Agua de hamamelis. La aplicación de agua de hamamelis en la zona mediante un trozo de algodón es uno de los mejores remedios caseros naturales para la la cura de hemorroides externas, especialmente si estas suelen sangrar. El hamamelis, y más aun si esta frio, favorece la contracción de los vasos sanguíneos y reduce el dolor. Enfrie una botella de hamamelis en el frigorífico. Moje un trozo de algodón con hamamelis y aplíquelo sobre sus hemorroides hasta que pierda el frío. Repita esta operación unas cuantas veces.

-Limpíese suavemente. Es muy importante que se limpie con mucha suavidad. Cuando tenga que comprar papel higienico no sea ahorrador. El papel higiénico puede ser áspero y muchos de ellos contienen irritantes químicos. Los mejores son suaves, de color blanco y sin perfumar. Existen en algunas tiendas papel higienico en toallitas humedas. Si no las encuentra también puede usar toallitas faciales con crema hidratante, que son posiblemente la mejor opción para asearse cuando tiene hemorroides.

-Dese baños sentado. Practique baños de asiento, sentado en la bañera con agua caliente con las rodillas elevadas unos 7-10 centimetros. El agua caliente ayuda a eliminar el dolor al mismo tiempo que incrementa el flujo sanguíneo en la zona, lo que ayuda a contraer las venas hinchadas.

-Controle el sobrepeso. Las personas con exceso de peso sufren más problemas de almorranas debido al aumento de presión en sus piernas.

-No rasque la zona. Al rascarse, puede sentir alivio del escozor. Sin embargo, se aconseja no hacerlo, puesto que puede dañar las delicadas venas y complicar aún más las situación.

-No levante peso. Evite en lo posible levantar objetos pesados y hacer ejercicios de fuerza. Si le es imposible evitarlo intente recibir ayuda.

-Mujeres embarazadas. Las mujeres embarazadas son propensas a las hemorroides, en parte porque su útero comprime los vasos sanguineos. Tumbese sobre el lado izquierdo durante 30 minutos cada 5 o 6 horas. De esta forma reducirá la presión sobre las venas de la zona inferior de su cuerpo.

Acné.


El acné es la pesadilla de la inmensa mayoría de los adolescentes, pero además de en la etapa juvenil también puede aparecer en personas de mediana edad e incluso de edad avanzada. A las mujeres es habitual que les aparezca entre los 25 y 35 años.

La palabra acné, generalmente, se utiliza para agrupar una variedad de sintomas, como granos y espinillas. El acne se produce cuando se obstruyen los poros de la piel y estos sufren lesiones que pueden inflamarse.

Se cree que el acné, en un alto porcentaje de los casos es hereditario y que se produce por errores genéticos que se han transmitido de generación en generación. Otros factores que pueden desencadenar el acné son el estrés, los cambios de clima y estación, algunos maquillajes, tomar el sol y algunas pastillas anticonceptivas.


Consejos para combatir la aparición de acné y granos.

-Revise sus cosmeticos. En las mujeres adultas, el maquillaje es el primer causante de granos. Algunos maquillajes utilizan una base aceitosa para realizar la mezcla de sus componentes. Este aceite puede resultar nocivo para los poros, debido a que es un derivado de acidos grasos pero más potente que estos. Si usted es propensa al acné tenga este factor en cuenta.
Para saber si un cosmetico contiene aceites en su composición haga esta prueba. Sobre un folio de papel ponga una pequeña cantidad de producto. Deje reposar 24 horas y pasado este tiempo fijese si alrededor del maquillaje que depositó en el papel apareció una mancha de aceite.

-Evite productos de belleza que contengan: lanolinas, Laurilsulfato sodico, alcohol lauretico y ministrato de isopropil. Lea atentamente las composiciones y etiquetas de sus cosmeticos.

-Desmaquillese cada noche:
utilizando un jabón suave y enjuaguese con agua abundante. Asegurese de que no queden restos de maquillaje ni de jabón.

-No pellizque los granos. Un grano es una inflamación, pero si lo pellizca puede agravarse la lesión e infectarse. Una espinilla es la obturación de un poro sin que llegue a producirse una inflamación. Si usted pellizca la espinilla puede romper la pared del poro, pudiendose filtrar parte del contenido a la piel, lo que produce un grano por la infección. En algunos casos extremos, a causa de pellizcar puede llegar incluso a producirse un pequeño quiste.

-consulte al farmaceutico. En farmacias puede encontrar tratamientos con productos a base de peroxido de benzoilo que resultan eficaces contra el acné.