sábado, 17 de julio de 2010

Dolor de muelas, dientes y encias


Los mayores enemigos para la correcta salud de dientes, muelas y las encías son los pasteles, comidas dulces, bebidas efervescentes y las golosinas. Los refrescos de cola suelen tener como componente el Acido Fosfórico, algo muy dañino para el esmalte dental.

La mezcla de ácido y azúcar hace que se forme una placa dañina. En ella las bacterias se multiplican, desarrollan y causan enfermedades en las encías, motivando que los dientes tengan caries.

La mezcla de ácido y azúcar hace que se forme una placa dañina. En ella las bacterias se multiplican, desarrollan y causan enfermedades en las encías, motivando que los dientes tengan caries.

Una buena dieta desde el nacimiento, con la proporción correcta de vitaminas y minerales, es magnífica para el desarrollo de dientes fuertes. Pero incluso con este tipo de dieta los son esenciales las visitas periodicas al dentista y mantener una limpieza de los dientes con dentrífico tras cada comida.

Al contrario de lo que piensa mucha gente, una manzana no es una alternativa al cepillado de dientes. En caso de no pooder limpiarse los dientes con dentrifico es preferible masticar un chicle sin azucar después de cada comida. Esto será mejor que no cepillarse los dientes.

Prevención del dolor de dientes para cada día.

• Ajo. Frotar las encías con ajo o poner un diente de ajo en vinagre y agua, y usarlo para lavarse la boca. Al acabar haremos enjuagues de clavo para no tener mal aliento.

• Aceite de vitamina E. Dar un enjuague a las encías con aceite de vitamina E. Esto cura las inflamaciones, y mantiene las encías sin enfermedad.

• Aceite de eucalipto. Masajear las encías con el aceite las mantiene fuertes y sin enfermedades y se consigue un lavado de boca excelente. Ponga 20 g de hojas de eucalipto en 1 litro de agua hirviendo y mantenerlo otros 5 minutos a fuego lento. Se retira del fuego y se tapa herméticamente. Dejarlo enfriar. Se filtra y se añaden dos gotas de aceite de clavo y tintura de mirra. Guardelo en una botella con tapon y metalo en la nevera para su conservación.

• Enjuagues con alcohol. En los adultos, enjuagase y mantenerlo en la encía con brandy caliente, con whisky puro o con brandy templado.

• Infusión de tomillo o salvia. Colocar una cucharadita de cada una de estas hierbas en una taza con agua hirviendo. Cubrir y dejar reposar la infusión durante 15 minutos. Enjuagarse con el preparado y mantenerlo en la boca para reducir la inflamación y la infección.

• Hojas de endrino. Una infusión en agua hirviendo con hojas de esta planta lo convierte en un enjuague ideal para mantener fuertes las encías.

• Zumo de cebolla o de ajos. Un trocito de rama se emplea para tapar y desinfectar la cavidad del diente afectado.

• El Espliego o las infusiones templadas de anís, tomillo, o menta. Todas ellas son saludables enjuagues bucales.

Polvos de dientes y pastas Resulta facil, efectivo y economico crear nuestros propios polvos y pastas dentales para el uso personal. Estos son algunos de los mejores:

• Mirra para las encías. Cinco cucharaditas de mirra mezcladas con 80 g de bicarbonato sódico, fortalecerán vuestras encías.

• Sal. En una emergencia se puede emplear unicamente sal, que es muy efectiva.

• Bicarbonato sódico. Uselo esporadicamente por ser algo abrasivo con los dientes y muelas. El bicarbonato sódico elimina las manchas de los dientes y muelas.


• Clavos. frotar con aceite de clavos la encía, alrededor de las muelas doloridas. El aceite de mejorana puede reemplazar al de clavos.

• Tabletas de alfalfa. Fortalecen muy efectivamente las encías.

1 comentario:

  1. me ha ayudado mucho, para el dolor den encias.

    ResponderEliminar